Si decido soñar, si decido vivir. Si decido llorar, si decido morir.

Lo conocí en mi pueblo. Era un hombre guapo, alto, trabajador. A diferencia de la mayoría de las hombres a mi alrededor, no se ganaba la vida en largas jornadas entre los cafetales, sino que fabricaba hermosos muebles de madera en el taller que el mismo, con su propio esfuerzo había construido con ayuda de … Continuar leyendo Si decido soñar, si decido vivir. Si decido llorar, si decido morir.

I

Como la brisa que no conoce fronteras, Como la golondrina que desconoce el visado. - Rayito de luna que se cuela por las hendijas. Salvaje y desnuda ola que besa la arena, Melodía que florece en tus labios. - Vibrante guitarra, melancólica y fémina. Perdida y ansiosa quemando tus alas, Renaces en el fuego de … Continuar leyendo I

Conformismo

Es una sensación de devastación interna Fotografías que me llenan de nostalgia. La prisión que es mi cuerpo se resiste a mi máscara de humano Hacer de la muerte una obra de arte, Si te doy mi cuerpo ¿Cuidarías de él? Si te doy mi alma ¿Qué harías con ella?

Dispersa

Estoy dispersa, sin forma. Espiritualmente sin sentido. Frente al espejo se refleja la misma imagen de siempre, ante la noche, se escucha el mismo silencio que la anterior. Me estoy yendo, dispersa, inocua. Mi piel no es mi piel, mi tacto es ajeno, mis ojos no me reconocen y mi voz efímera, nuevamente, contenida lucha … Continuar leyendo Dispersa

YUMBREL, UN ARCOÍRIS DESPUÉS DE LA TORMENTA

YHace unos meses en una de esas ocasionales visitas que hago a una de mis vecinas ya mayores, la escuché comentar que una de las niñas del vecindario había escapado de casa. Conociendo su historia familiar, no me sorprendió en absoluto, sin embargo, no pude dejar de preocuparme por su paradero. ¿La calle es realmente … Continuar leyendo YUMBREL, UN ARCOÍRIS DESPUÉS DE LA TORMENTA