Anís y miel

Bailaba la diosa desnuda, sobre la arena del mar. Se escucha a lo lejos su voz una canción entonar. Bailaba la lluvia en tu piel, bailaba el silencio en tus labios, en tus labios de anís y miel.

Anuncios

El pueblo

    Comienza la tarde a refrescar y los trabajadores de las fincas a llevar sus pesados costales cargados de los maduros granos de café. Entre risas y chanzas se encuentran frente a la báscula que les indica el peso, mientras el administrador anota en su cuaderno. El olor del agua de panela llega hasta … Continuar leyendo El pueblo

Vomité

  Vomité arcoíris a blanco y negro, vomité gatos dependientes, vomité ahogados sedientos buscando en el desierto.   Mis entrañas vacías gritaron desesperadas, una mano invisible sostuvo mi cabello y pude sentir en mí, unos ojos famélicos. «No te preocupes» Murmuró a mi oído, ofreciéndome una sonrisa sin asco.