Los mangas

Hace unos días, leí en El blog de la pluma azul su visión de los mangas shoujo, de hecho le escribí como comentario mi opinión al respecto, pero finalmente lo borré porque sin darme cuenta era demasiado extenso, así que simplemente decidí dejarle mi opinión en esta entrada porque me pareció más práctico.

Les advierto que en mi mente está muy claro lo que quiero decir, pero no estoy segura de poder transmitirlo con esa misma claridad.

Dejo el link de su post para sepan de que hablo: https://wordpress.com/read/blogs/105818654/posts/704

Ahora, en caso de que no lo sepan les explico: El shoujo o shōjo es uno de los tantos géneros de mangas y animes que existen y está específicamente orientado al público adolescente femenino, ya que su traducción literal del japonés es niña joven.

El tema de la publicación, en el blog de la pluma azul,  es el machismo que puedes encontrar en ellos (no en todos) y puso como ejemplo algunos mangas emblemáticos tanto por su adaptación al live action (actores reales) como por su anime, y cabe resaltar que mencionó shoujos del siglo pasado…quiero decir, kaichou maid sama es un ejemplo actual de que poco a poco se ha ido rompiendo con el estereotipo.

Yo, una chica de los noventa que creció viendo Samurai X, los caballeros del Zodiaco, Dragon Ball, Sailor Moon, Digimon, Sakura Card Captor e Inuyasha, en su mayoría del género shonen (dirigido a un público masculino) o con un contexto fantástico, cuando descubrí el shoujo, me sentí ciertamente empalagada y tuve la misma reacción y pensamientos de ella al ver como la protagonista se convertía en un satélite que giraba en torno a la vida de su objeto amoroso.

Y, descubrí el yaoi también (temática homosexual masculina dirigido a mujeres) y no pude evitar cuestionarme sobre el objetivo de estos particulares libros dentro de la sociedad japonesa.

Lejos de desistir de su lectura, empecé a encontrar más y más géneros interesantes, y terminé por enamorarme de los temas sicológicos y las tramas complicadas que me dejan finales tan abiertos que puedo quedarme semanas enteras divagando sobre lo que pudo haber pasado dentro de la cabeza del autor (denominado mangaka) mientras creaba la historia.

Sobre el yaoi no pude dejar de compararlo con las relaciones heterosexuales del shoujo por obvias razones y un día sintiéndome “muy iluminada”, llegue a la conclusión que realmente no se trata de un reflejo exacto de la idiosincrasia nipona, sino, la forma de relatarnos en múltiples escenarios sus fantasías (Léase y entiéndase como fantasías de TODO tipo: inocentes, poco inocentes y aberrantes), pero también de mostrarnos lo que puede estar ocurriendo en el universo personal de alguien. (realidad personal)

Era como la idea básica que tienen de las cosas, así como historias que escucharon, vivieron o vieron, y estas van cambiando según la época. Es decir no están tan lejos de la realidad y al mismo tiempo pueden llegar a ser exageradas ¿Pero qué es más hiperbólico que nuestra realidad?

No sé si me explico, les doy ejemplos: Itazura na kiss del año 1991 tiene el final más cutre del mundo; dado que el amado de la protagonista decidió ser médico, pues ella decide ser enfermera para poder seguirlo ¿No pudo estudiar medicina también para estar en igualdad de condiciones y conocimientos ya que quería seguirlo? Pues no, porque no hay nada más lindo (supongo que para los japoneses de la época) que una mujer torpe, un poco tonta, pero sobre todo abnegada que persevera a todos los obstáculos que le presenta la vida, mientras que su hombre es demasiado para ella porque entre muchas cosas es muy inteligente y rico.

Por el contrario, kaichou maid sama que mencioné antes y es del año 2010, cumple con el papel de mujer perseverante, pero dada la época nos presenta una joven protagonista fuerte, dura de palabra y corazón, es inteligente y tiene el plus de no ser ella quien va detrás del chico si no, que es perseguida por este perfecto joven a quien además rechaza varias veces y quien debe esforzarse para enamorarla.

El punto en común es que son chicas que llegan vírgenes al matrimonio y los altibajos que sufren en realidad se puede decir que son cotidianos.

Ahora, en el yaoi de los noventa y actual, lo más común es que el varón dominante viole primero al chico que le gusta y luego lo enamore. Pero a esto no lo puedo llamar machismo ya que la agresión es de hombre a otro hombre. ¿Qué hay más tóxico que un hombre que te secuestra y te viola convirtiéndote en tu esclavo sexual, pero luego termina enamorándose de ti y muriendo contigo?

¿A las mujeres japonesas no les importa que las reflejen como “sumisas”? ¿A los homosexuales japoneses no les importa que traten sus relaciones de manera tan “enferma”?

Cuando lees a Harada o a Nakamura Asumiko (mangakas del género yaoi) puedes llegar incluso a inquietarte con sus tramas. Leído por encima es como si el amor entre hombres fuera algo hermosamente virulento. Pero si hechas un vistazo más allá de la relación sexual, si te entras en la psicología de estos personajes perturbados vas a encontrar seres humanos. Porque así somos. No te dan el cliché de que un personaje antagónico puede acabar mal, y uno protagónico obviamente va a tener un agradable final feliz.

Así que para concluir, llegue a un punto en que empecé a leer los mangas que me parecían interesantes de manera neutral, sin polarizarme a un lado femenino o masculino, bueno o malo, positivo o negativo.

La humanidad no funciona así y es un claro retrato los noticieros de cada día.

Himura Kenshin (Samurai X) históricamente hablando estaba equivocado y su antagonista Makoto Shishio luchaba por lo que actualmente es históricamente correcto. Aun así, Kenshin, es uno de mis personajes favoritos  por muy errónea que fuera su posición, ya que siendo yo tan pequeña cuando lo vi, sus ideas sobre la restauración y unificación eran irrelevantes, en cambio su personalidad y su forma de defender sus convicciones, era lo que me atraía a ver el anime (Y también los enfrentamientos con espadas)

No creo en su totalidad que los mangas se traten de un reflejo de la sociedad japonesa, sino de un reflejo psicológico de lo que somos todos. ¿Cuántos no se sintieron atraídos por tener el poder L con la Death note? Si tuvieras la oportunidad de tener un cuaderno en el que escribiendo el nombre de las personas que están dañando nuestro mundo (según criterio personal) y desaparecerlos solo con eso, para siempre, por el bien común… ¿Lo utilizarías? Personalmente no, pero hay quienes pensarían que lograrían un cambio importante, y quizá lo lograrían ¿no?

Así que tal vez se trate de eso, de hacerte pensar o de ver dibujados algunos de tus pensamientos más locos, en el caso de los shoujo, existirá la mujer que le parezca romántico ser protegida de la lluvia por su amado, o que por la época decidió seguir a su marido en su profesión y quiso contarlo, o el hombre que luchó con todas sus fuerzas a favor de una causa incorrecta pensando que era lo mejor…

Lo importante de todo es que es tinta sobre papel, que está hecho para que lo disfrutes y dejes volar tu imaginación y una vez cerrado el volumen ser parte de la realidad que es la que nos atañe.

Anuncios

3 comentarios sobre “Los mangas

  1. Hola. Me alegra mucho que le dediques una entrada en tu blog para expresar tu opinión. Concuerdo contigo en muchas cosas y también considero que se trata de un tema que aunque muchas veces puede tratarse de la imaginación de los autores otras veces puede ser de un reflejo de la realidad en la que viven.
    Tienes razón cuando dices que el tiempo ha menguado esos clichés machistas, los mangas de ahora tienen protagonistas con más determinación y menos dependientes de los hombres, Kaichou wa Maid-Sama, es un gran ejemplo como también lo son: Skip Beat!, Akatsuki no Yona, Takane to Hana y muchos más. Esta lista se queda corta para la gran variedad de mangas de esta demografía que existen hoy en día.
    Perdóname si me extendí, muchas gracias por compartir tu opinión. Saludos!

    Le gusta a 2 personas

  2. Wow… Excelente entrada y muy interesante, tambien lei la entrada de “Depa”… Imaginate, aqui en mi tierra solo llego (o solo pude ver) Samurai X, Dragon Ball, y recientemente pude ver algun que otro capítulo por Nexflix de ese “Death Note” que me parecio, por cierto, una muy buena y apegada versión de algunas creen ias antiguas africanas… Claro, desde mi punto de vista que las estudio, y conozco muy poco de la cultura Nipona… Si puedes recomendarme donde conseguir esa literatura en linea o PDF mucho sabria agradecer… Saludos…

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, gracias por comentar, te puedo recomendar aplicaciones como manga tag o manga dog (es la misma pero alterna en esos nombres). En ellas puedes encontrar el recopilado que suben a los servidores de ninemanga, tumangaonline, mangadoor que tambien puedes encontrar por google.
      Y están tambien muchas páginas en facebook que suben las traducciones pero esta opción es un algo frustrante porque suelen tener que cerrar por las denuncias .
      Muchas gracias, un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s